Las vigas de madera en los tejados están sometidas a las inclemencias del tiempo y sobre todo a humedades.

El mayor problema es la podredumbre de estas, siendo necerasio una actuación urgente para evitar daños mayores con el derrumbe del tejado de esta vivienda en Ávila.

La madera afectada por la podredumbre se puede identificar ya que suele adquirir manchas de color marrón pardo, y se encoge con el secado con una apariencia agrietada y cúbica.

La actuación de un profesional para su reparación es de vital importancia para evitar el hundimiento del tejado.